¿QUIÉN FUE EL MÁS GRANDE, EL APÓSTOL PABLO O EL PROFETA BERNABÉ?

1 Comentarios

Imagino que hasta el día de hoy mi estimado visitante usted tiene lecturas de la biblia sobre algunos hechos de siervos de Dios que lo dejan impactado e inspirado, deseoso de ver eso reflejado en usted. Quizás en cierta ocasión o bien al día de hoy usted ruega o piensa que existe en la voluntad del Dios Supremo que usted llegue a convertirse en uno de los de la lista tales como Elías, Moíses, Pablo, José, Eliseo, Daniel, Jeremías, Juán el bautista y muchos más... a la verdad la lista es tan amplia que no terminariamos.

Resulta que meditando el Espiritu me llevo a pensar en los "no conocidos" o mejor dicho "desconocidos" aquellos que dejarón una evidencia contundente de la potencia del Señor en ellos pero que no fuerón y ni serán reconocidos hasta el día de hoy por muchos, sino hasta encontrarse con esos escritos que nos dejan pensando ¿como se habrá llamado? tal es el caso una mujer del antiguo testamento que fue muy usada y no aparece su nombre, asi como un gran cumulo de profetas del antiguo testamento que se encuentran en los libros de los Jueces, Reyes y Crónicas que son desconocidos.

Lo que quiero contarles es que el Espritu me llevo a una reflexión muy hermosa de esos detalles que muchas veces dejamos escapar o sencillamente pasamos por alto por no considerarlos importantes o como dirian otros no nos ha llegado el rema del Señor, tal es el caso del Apóstol Pablo y el del Profeta Bernabé.

Leamos Hch 14:8- 14:

Y había en Listra un hombre que estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo desde el seno de su madre y que nunca había andado. Este escuchaba hablar a Pablo, el cual, fijando la mirada en él, y viendo que tenía fe para ser sanado, dijo con fuerte voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él dio un salto y anduvo.
Cuando la multitud vio lo que Pablo había hecho, alzaron la voz, diciendo en el idioma de Licaonia: Los dioses se han hecho semejantes a hombres y han descendido a nosotros. Y llamaban a Bernabé, Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque éste era el que dirigía la palabra. Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba en las afueras de la ciudad, trajo toros y guirnaldas a las puertas, y quería ofrecer sacrificios juntamente con la multitud. Pero cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas y se lanzaron en medio de la multitud, gritando...

El Santo Espiritu llamo mi atención como letras que resaltaban solas en "los dioses se han hecho semejantes a hombres" y "llamaban a Bernabé Júpiter y a Pablo Mercurio"... ahora que lo escribo me consigo aun goznado de esta palabra tan hermosa que me regalara el Señor.

¿Qué  quisieron decirle a Bernabé y a Pablo? para responder a esta pregunta tan curiosa es importante investiguemos quién era el dios Júpiter y el dios Mercurio. Para eso gracias a Dios contamos con la ayuda web de wikipedia que nos aporta lo siguiente:
  • dios Júpiter: era el dios principal de todos los dioses romanos. Padre de dioses y de hombres.Su equivalente en la mitologia griega es Zeus. El creador de todo y el coordinador de los dioses.
  • dios Mercurio: era el importante dios del comercio, hijo de Júpiter. En la mitologia griega es similar a Hermes. Un dios mas que todo buen negociante entre los mensajes de los dioses, era un gran mensajero celestial quien a la verdad no era un gran dios y no tenia un gran culto pero era considerado debido a su asociacion con el servicio de los grandes dioses primitivos de la mitologia romana.

Estimado hermano, espero se este gozando conmigo en este instante. Ahora es tiempo de traducir lo que investigamos:
  1. dios Júpiter es decir "Bernabé" era el gran hombre con portentos poderosos como las del dios supremo de la mitologia romana. Es decir el testimonio del Señor era muy poderoso en señales y prodigios más que las que hubiese manifestado en Listra el apóstol Pablo de Tarso quién era nada más admirado por su autoridad y facilidad de palabras con las cuales enseñaba.
  2. Podemos apreciar que pronto se hace ver que llevaban ofrendas y sacrificos para Bernabé, ¡¡ojo!! no erán para Pablo sino para el profeta Bernabé. Es por eso que podemos ver que quienes llegarón fuerón los consejos de la administración del Templo de Júpiter, en cambio, el dios Mercurio, nunca tuvo un Templo sino solo un altar con un sacerdote para guardar su memoria. De tal manera que Bernabé era visto como el dios todopoderoso de los romanos y el apóstol Pablo como su hijo que nada más hablaba lo que le decia Bernabé, o bien quién hablaba más o mejor que Bernabé para transmitir su mensaje.

¿Qué le parecio? ¿No es hermoso esto? El Señor por medio de su palabra nos deja evidencia que quién escribio las cartas Paulinas era un gran siervo del Señor entendido del conocimiento de la doctrina de Jesucristo pero quién le acompañaba en ese entonces el hno. Bernabé, quizás menospreciado por algunos y no valorado como el rábino Saulo o el apóstol de todas las cartas del nuevo testamento conocido en la conversión como Pablo, no tenía la ministración y fuerza que alcanzará Bernabé por lo menos en Listra.

Así que mi estimado hermano en Cristo Jesús, no deseemos ser como ellos sino que seamos imitadores de como diligentemente buscarón al Señor y sigamos su ejemplo.

No pidamos una segunda porción del espiritu de Eliseo sino más bién procuremos con gran temor y temblor cuidar nuestra salvación, predicar sobre Jesucristo y esforzarnos en obediencia con pasión para que Él realice solamente su voluntad en nosotros, pues es posible que muy seguramente se cumpla la palabra que nos dejo el Maestro al decirnos en el libro de Juan 14:12: En verdad, en verdad os digo: el que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores que éstas hará, porque yo voy al Padre... así que no sea que usted y yo seamos mayores que nuestros hermanos Pablo y Bernabé.

Sea hecha su voluntad en nosotros y forje los siervos que se encuentran depositados en usted y yo, dejemos que el Señor siga perfeccionandonos para toda buena obra. No perdamos nuestra gloria, nuestra esperanza, pues todo tiene su tiempo, sigamos el camino de la fe y la verdad para la gloria del Padre y el Hijo.
 
Créditos: © 2010-2012 Visión de Profetas     


1 comentario:

  1. creo que es uno de los mensajes mas hermosos que nos permiten meditar en la palabra de Dios y el llamado de los siervos. Gracias hermano por revelarnos estas palabras tan tremendas. Estos son verdaderos estudios que no estan trillados. Sola aquí he encontrado cosas nuevas sobre las sagradas escrituras. Gracias

    ResponderEliminar